Menú horizontal

miércoles, 5 de agosto de 2015

Cuando los Mestres poblaron la tierra

Se cuenta que todo comenzó en las senzalas. Ahí los tenían cautivos, traídos desde muy lejos. Sumidos en la clandestinidad, amagados la practicaban. Entrenándose para la lucha por la libertad disfrazaron la capoeira danzando desafiantes a la opresión. 

Algunos lo consiguieron y alcanzaron a huir. Tras la fuga de las senzalas, se organizaron bajo sus propias leyes y continuaron la práctica en el quilombo. Aguantaron ahí más de un siglo, hasta que doblegaron su resistencia. Sin embargo, no consiguieron extinguirlos del todo, los supervivientes se escondieron en las ciudades, donde algunos tuvieron que emplear la capoeira como medio para subsistir. Los denominaron maltas, bandas asociadas a actividades ilícitas, catalogados como marginales, malhechores, malandros. 

Capoeira
GOVBA filckr
Parecía el fin, se decretó la prohibición de la capoeira con castigos ejemplares para aquel que fuera descubierto en su práctica. 

Ante este panorama aparece la figura del Mestre Bimba, el cual fue pieza fundamental en la preservación y legalización de la capoeira en Brasil en la época que se creía condenada a desaparecer. Mestre Bimba fundó la primera academia de enseñanza de la capoeira y una presentación con sus alumnos que dejó impresionado al presidente de aquella época, logró que la capoeira fuera declarada deporte nacional, reivindicándola y levantando su popularidad. 

Los Mestres representan el grado más alto en capoeira, son reconocidos por su aportación y guía en la enseñanza y transmisión de sus conocimientos de este arte a nivel técnico y cultural.

Cuando poblaron la tierra, los Mestres jogaron y enseñaron capoeira, preservando y difundiendo este arte afro-brasileño, legado de su cultura y ahora Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario